¿Podemos hacer varias actividades a la vez? ¿Realmente existe el multitasking?

Muchas veces, debido al gran número de tareas que tenemos que desarrollar en corto tiempo, buscamos realizar dos o más actividades a la vez, pensando así, que podemos hacerlo más rápido. Si hablamos de género, desde siempre, se ha considerado que las mujeres poseen mayor habilidad, para realizar más actividades a la vez. ¿Es realmente esto posible? ¿Nuestro cerebro puede realizar varias cosas a la vez? ¿Las mujeres tenemos mayor ventaja?

En capacitaciones o reuniones importantes, siempre nos indican que no se puede estar atento y responder el celular, o escuchar música y leer, conversar cara a cara con alguien y la vez por whatsapp con otras personas. Muchas de las actividades descritas han sido realizadas por muchos de nosotros, hasta podríamos decir con éxito relativo. Estas actividades cotidianas, nos indican ¿realmente somos buenos en el multitasking?

Empecemos definiendo Multitarea o Multitasking, como la acción de realizar las tareas en simultáneo, es decir hacer varias cosas al mismo tiempo. Entonces ¿Podemos hacer varias cosas a la vez con eficacia? La respuesta es NO.  En realidad a lo que llamamos multitarea es realmente un cambio de tarea, como explica Eyal Ophir, neurocientífico de la Universidad de Stanford: “En realidad, los humanos no podemos hacer varias cosas a la vez, lo que hacemos es cambiar de tarea… cambiar rápidamente de una tarea a otra”.

Paul Atchley (2010), manifiesta que: “Tenemos un cerebro con miles de millones de neuronas y muchos billones de conexiones, sin embargo, parecemos incapaces de hacer múltiples cosas al mismo tiempo. Nuestro cerebro elige qué información procesar. Por ejemplo, si escucha el habla, su corteza visual se vuelve menos activa, así que cuando usted habla por teléfono con un cliente y trabaja en su computadora al mismo tiempo, literalmente oye menos de lo que el cliente está diciendo”.

Devora Zack, en 2016, menciona: El intento de hacer varias cosas a la vez exige que el cerebro cambie la atención con suma rapidez, en menos de una décima de segundo. La multitarea bloquea la entrada de información a la memoria a corto plazo, los datos que no consiguen acceder de la memoria a corto plazo, no se pueden transferir para que la memoria a largo plazo los recupere. Donde reduce nuestra capacidad para concluir lo que venimos realizando.

Atchley manifiesta, que en más de medio siglo de ciencia cognitiva y en estudios más recientes sobre la multitarea, revela que  los que realizan tareas múltiples, hacen menos y pierden información. Lleva un promedio de 15 minutos, reorientar a una tarea primaria después de una distracción, como un correo electrónico. La eficiencia puede disminuir hasta un 40%.

Sin embargo, Zack (2016) , hace una diferenciación a ser resaltada. Hay casos en que dedicarse a dos actividades que no compiten puede ser beneficioso, hay que escoger con cuidado. Dedicarse a dos actividades que no entran en conflicto, cuando al menos una es automática, es algo generalmente no perjudicial; entregarse a dos tareas que rivalizan puede cobrarse un precio muy alto. Apretar una pelota antiestrés mientras se asiste a una teleconferencia puede ser una liberación positiva. En cambio, consultar el correo electrónico es una distracción. Hacer estiramientos mientras se ve un concurso de televisión es bastante más beneficioso que acomodarse, sin más en el sofá, utilizar el teléfono mientras se conduce cuadruplica el riesgo de sufrir un accidente.

Con todo lo mencionado anteriormente, salvo las excepciones donde las tareas no compiten, tenemos varias razones para evitar ser mutitarea a nivel personal. No obstante el multitasking afecta también el desempeño de las organizaciones. Ron Ashkenas (2009), menciona que  en las organizaciones, la implicación es mucho más perjudicial, ya que  el rendimiento individual para bien o para mal, se multiplica y amplifica muchas veces. Si docenas de personas reducen su eficacia mediante la multitarea, entonces la organización corre riesgos. Si es difícil para una persona concentrarse en una reunión mientras responde a los mensajes de su Smartphone, mientras almuerza, imagínese lo que sucede cuando multiplica las distracciones por miles.

A pesar de saber que hacer muchas cosas a la vez puede ser una desventaja, ¿Por qué lo hacemos?

Zack ,  explica que un factor  a considerar, son la gran multitud de distracciones que nos persiguen a todas horas. Atchley,  así mismo menciona, que las distracciones remotas, a las que la tecnología ayuda, a menudo no son conscientes de las demandas actuales en nosotros. Las personas que te llaman en el trabajo, te envían correos electrónicos o te envían mensajes de texto,no pueden ver lo ocupado que estás con tu tarea actual. Tampoco pueden los chats o las alertas por correo electrónico. Como resultado, cada comunicación es importante y  interrumpe.

Otro atractivo, es el ansia de novedades. Cuando los estímulos indican un cambio de actividad, la dopamina se libera y la adrenalina recorre el torrente sanguíneo. Este caudal de neurotransmisores contribuye a la atracción por las nuevas tareas en desventaja de lo que estemos haciendo en ese momento.

Si hablamos de género. ¿Las mujeres somos más eficientes? Gijsbert Stoet (2013), psicólogo de la Universidad de Glasgow, ha llevado a cabo un estudio, para la revista BMC Psychology, para determinar quiénes son mejores a la hora de hacer varias tareas a la vez, los hombres o las mujeres, y la conclusión fue: las mujeres.  Sin embargo antes de crear controversia, Stoet define multitarea como: cambiar rápidamente de una cosa a otra. Así que a pesar del género y de la creencia popular, las mujeres no pueden hacer dos cosas a la vez, mejor que los hombres. En lo que si muestran mayor habilidad es en la rapidez de cambiar de tarea. Esto dada a la edad de piedra, donde nos adaptamos para sobrevivir ante el peligro, aquí las mujeres hacían más que cuidar de los niños. No podían centrarse únicamente en encontrar alimento o hacer ropa, tenían que vigilar a sus hijos a la vez para que no fueran devorados por criaturas salvajes.

¿Y qué hacemos, para cambiar?

Antes de entregar su celular y rechazar el próximo proyecto, con muchas demandas, Ashkenas (2009), sugiere,  que la alternativa a la multitarea no es hacer una sola tarea. En esta época, eso sería demasiado lento. La respuesta es más bien cambiar nuestra mentalidad de un enfoque en el volumen a un enfoque en el valor. En lugar de tratar de hacer todo lo que se necesita, identifiquemos aquellas actividades e iniciativas que realmente agregarán valor. Está bien no hacer ciertas cosas, o hacerlas después.

Atchley, sugiere: Primero, haga un esfuerzo para hacer las tareas una a la vez. Quédese con una actividad hasta completarla, si puede. Si la atención comienza a decaer, (típicamente después de 18 minutos), puede cambiar a una nueva tarea,  tóme un momento para dejar una nota sobre dónde estaba con la primera. A continuación, vuelva a prestar toda su atención a la nueva tarea, durante el mayor tiempo posible.

Segundo, sepa cuándo cerrar la puerta. Hacer lo mismo con el equivalente electrónico es tal vez aún más importante, si quieres ser productivo y creativo. Dedique tiempo cuando la gente sepa que usted va a concentrarse.

En tercer lugar, admita que no toda la información es útil. Analice que es digno de interrumpirle, y qué nuevos datos debes buscar.

De todo lo anterior, puedo concluir, el primer paso para el cambio es admitir que tenemos oportunidades de mejora; así mismo traigo a la reflexión el refrán: El que mucho abarca, poco aprieta. Así que, es mejor hacer una cosa bien, que tres mal. Enfoquemos en los que estamos haciendo,  a manera de mejorar nuestro desempeño en el trabajo, y la calidad de nuestras relaciones con las demás.

Autor:  Pamela Franco

cv1

 

 

 

Más Información:

D. Zack (2016). Una cosa a la vez (monotarea vs. multitarea).  https://www.leadersummaries.com/ver-resumen/una-cosa-a-la-vez-monotarea-vs-multitarea

P. Atchley (2010).You Can’t Multitask, So Stop Trying /you-cant-multi-task-so-stop-try in

R.Ashkenas (2009). To Multitask Effectively, Focus on Value, Not Volume  https://hbr.org/2009/09/to-multitask-effectively-focus

G. Stoet (2013).Las mujeres son mejores haciendo varias cosas a la vez  http://www.nationalgeographic.es/ciencia/las-mujeres-son-mejores-haciendo-varias-cosas-la-vez

3 comentarios en “¿Podemos hacer varias actividades a la vez? ¿Realmente existe el multitasking?”

  1. Muy buen artículo. ..gracias por la.información y felicitaciones x el blog… me cae personalmente como una cachetada a lo que siempre venía pensando…a aplicar las técnicas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s