Uncategorized

¿Cuándo siempre tienes la maleta lista para irte?

Hace unos días tuve la oportunidad de participar en un taller con Wendy Ramos: El arte de ser tú, donde al empezar una frase que me hizo reflexionar acerca de cómo preferimos vivir. La famosa zona de confort. Dentro del taller se identificó dos tipos de personas, las que llegan para quedarse y las que siempre están listas para irse.

Todos conocemos personas  que cuando se van de viaje o tienen un día en la oficina o en su casa nueva rápidamente la convierten en su espacio: “En su lugar”. Puedes llevar meses en la oficina,  departamento, campamento, etc. y de pronto llega la persona que en un día se instaló, decoró, cambio la distribución de los muebles e hizo de ese espacio su lugar,  a muchos no se nos había ocurrido, porque estamos de pasada, permanecer unas semanas o meses no vale el esfuerzo ya que estamos de salida, listos para irnos. Para las primeras personas la experiencia a nivel personal o laboral definitivamente es más agradable; Universa (2015) menciona: “Un espacio de trabajo cómodo, creativo y confortable es muy valorado por los trabajadores; y esto se traduce en mayor productividad para la empresa”.

Por el lado contrario, para el segundo tipo de personas, las que nunca sacan las cosas de la maleta, tratan de llevar lo menos posible a pesar de que la experiencia sea menos placentera,  “siempre van de salida” ya que no vale el esfuerzo. Estar “siempre listo para irse” no solo implica no traer una almohada, un cuadro o una taza, probablemente siempre vamos de salida. Me esfuerzo solo lo necesario, porque mi contrato es por unos meses, no convierto más cómodo mi cuarto porque me quedo poco tiempo, no invierto tiempo y esfuerzo en mis relaciones, para no involucrarme ya que de algún modo ya estoy de salida y no salgo lastimado. Nunca me involucro, nunca invierto y en este proceso también perdemos. Los que  arriesgan, cuando se equivoquen, aprenden de sus errores y descubren nuevas formas de cómo hacer o no hacer. ¿Sino arriesgamos que aprendizaje tenemos?

Uno de los principales temores en nuestra vida es precisamente a equivocarnos, nos enseñan desde muy temprana edad que hay que ser perfectos, y los que se equivocan siempre serán  juzgados por los demás.

¿Por qué es importante equivocarnos? Molina (2016)  menciona 8 razones por la que un error no es equivocarse:

  1. Los errores nos permiten ver cuando hemos de perseverar, de mejorar y cuando debemos probar con otra cosa que se adapte mejor a nuestra naturaleza personal.
  2. Brindan la oportunidad de descubrir maneras nuevas que no hemos probado, nos permiten recorrer nuevos caminos y encontrar nuevas formas o maneras de hacer.
  3. Nos permiten crecer/aprender, cada nuevo error (si viene seguido por reflexión y aprendizaje) nos llevará a una versión actualizada y mejorada de nosotros mismos. Portalatin en 2016 menciona, que los errores, nos hacen más inteligente: el error te permite analizar la situación y aprender de ella pues el éxito a la primera no genera análisis. Los errores desarrollan una mayor capacidad de aprendizaje; desarrollan la memoria; motivan a seguir aprendiendo e incitan nuevas conexiones neuronales en el cerebro y lo vuelven más activo y ejercitan la capacidad de resistencia.
  4. Te pone en contacto con tu humanidad, ser un ser humano implica equivocarse una y mil veces, forma parte de la experiencia. Además permite empatizar con los demás sus defectos y errores.
  5. Promueve el contacto con otros, nos acercamos unos a otros para compartir ideas y habilidades y mejorar individualmente y como especie.
  6. Nos da la oportunidad de aprender a gestionar las expectativas y la frustración, los errores y desaciertos nos permitan entrar en contacto con  sentimientos de frustración y nos enseñan a gestionarlos.
  7. El miedo a equivocarnos nos puede llevar a no hacer nada, al no hacer nada no puedes ganar, de igual modo pierdes.
  8. Nos permite conocer nuestra propia fortaleza interior, nuestra estabilidad emocional es un proceso activo y continuo y los errores nos permiten trabajarla.

El miedo puede ser uno de los mayores obstáculos que enfrentamos en el día a día, generalmente el miedo a perder se desarrolla en un fututo aún no existe, sin embargo lo imaginamos y de alguna hasta llegamos a vivirlo de tal modo que lo convertimos en un obstáculo invencible y por  no perder simplimente no hacemos, y obtenemos una vida llena de limitaciones, teniendo la incertidumbre de que hubiera podido ser. Las experiencias que se presentan en la vida, positivas o negativas siempre generan un aprendizaje y el atreverse siempre nos permite o alcanzar la meta que estabas buscando o identificar en que aspectos podemos mejorar.

Autor: Pamela Franco

Más información:

  • Molina (2016), 8 razones por las que es un error no equivocarse  http://www.demolinapsicologo.com/8-razones-por-las-que-es-un-error-no-equivocarse/
  • Portalatín (2016) Para alcanzar el éxito, primero hay que fracasar http://www.elmundo.es/salud/2016/02/20/56c6e7eb268e3e1c7f8b4599.html

Acerca del Autor

Pamela Franco

Psicóloga, Facilitadora de la Metodología Lego Serious Play, Licenciataria Benziger, Traine Points of You, Acreditación en la metología Belbin de Roles de equipo, Facilitadora de Dinámica Grupales

Agrega un comentario

Click aqui para postear un comentario